Tiramos nuestro amor al cubo

Tiramos nuestro amor al cubo

donde guardamos los rencores y la mierda.

Perdimos hasta el encanto del beso

atragantado en cada mentira suave.

 

Olvidamos por qué jugamos

a estar atados a un mismo sueño,

y aunque yo me resigné, tu esclavo,

tú te aferraste a la libertad del deseo.

 

Echados entre nosotros y mis brazos,

nos leímos las manos con la memoria

y juramos preservar de todos este cariño

de tantas noches, tanteando promesas.

 

Me obligué a apostar en otros labios

todo lo que defendimos a muerte,

y por salvarte de mis miedos,

mandaste al infierno mi recuerdo.

 

Si ahora que he cumplido cada paso,

te niegas a darme lo que es nuestro,

quédate sola en estas sombras,

que yo saciaré en otras fuentes

mi hambre atroz de tus caricias.

2002

Anuncios