Todas las putas son tú…

Todas las putas son tú,

cuando despierto acompañado

de tu ausencia.

Desesperado de lo que no llega,

adicto a tu amor y algunos ansiolíticos.

 

Sé que fuera de ti no hay nada,

otro día,

exactamente igual que ayer.

 

Fuera de ti no soy nadie, menos yo,

reflejo velado de lo que me ves,

tras una cortina tibia de cariño

y cercanías.

 

Sólo tengo un objetivo,

que me quieras,

cómo entonces intuyo me querías,

de forma bárbara e irrevocable,

todos los días de mi vida.

 

Y todas las noches.